Mitos_sobre_trastornos_mentales

Mitos sobre trastornos mentales

Los trastornos mentales suelen tener diversos mitos en la sociedad y son temáticas de las que poco se habla, por eso queremos dar claridad sobre algunos de ellos y aclararlos:

Contrario a lo que a veces se piensa, el trastorno que afirma tener el paciente no es una invención, por tanto, cuando algún amigo o familiar lo manifieste, crea en lo que le dice y hágalo ver por un médico que le indique un tratamiento adecuado, si es el caso.

Los pacientes no tienen voluntad o carácter, esto es falso, pues algunas condiciones mentales afectan diversos factores físicos, psicológicos o biológicos, impactando condiciones que antes eran evidentes en la cotidianidad de la persona.

No son personas violentas o peligrosas, esto puede ser motivo de alguna agresión que este viviendo o alguna condición derivada de su trastorno mental.

Conversar con un familiar o amigo no es lo adecuado, dado que no se tienen los conocimientos que ayuden a la situación que tenga la persona y en ocasiones puede resultar afectándola más, por eso lo mejor es que sea un profesional el que se encargue.

Los medicamentos no los dopan, esta creencia hace que algunas personas que requieren ayuda profesional no lo hagan, sin embargo, actualmente hay variedad de medicamentos que permiten al paciente seguir realizando normalmente sus actividades cotidianas.

La_ansiedad1

La ansiedad

La ansiedad contiene signos y síntomas que pueden ser de alerta para quienes los tengan, asistir al médico, como: sensación de nerviosismo, agitación o tensión, sensación de peligro inminente, pánico o catástrofe, aumento de ritmo cardíaco, respiración acelerada, sudoración, temblores, sensación de debilidad o cansancio, problemas para conciliar el sueño, dificultades gastrointestinales y poco control de las preocupaciones, entre otras.

Existen más de 10 tipos de ansiedad que pueden darse debido a un trastorno de ansiedad vividos en otro momento debido a hechos traumáticos, como a herencia familiar. Algunos de los posibles tratamientos que puede darle el médico, pueden ser psicoterapia o medicamentos para controlar la ansiedad que pueda presentar el paciente, sin embargo esto solo debe ser decisión del profesional de la salud según el caso.