Autismo

¿ Inclusión y concienciación en la PlayStation?

Tresure Rangers, Se trata de un videojuego para PlayStation 4 de aventuras, exploración y puzles destinado al público infantil, centrado en los valores de la integración y la cooperación, en el que se narra la historia de un grupo de cuatro amigos, uno de los cuales posee el trastorno del espectro autista (TEA).

En este juego, todos los jugadores controlan a cuatro personajes con habilidades únicas, que deben interactuar entre si para resolver los puzles. Lucy, Eric, Roxy y Randy deben explorar las cuevas que han aparecido bajo su barrio para descubrir qué o quién está llenando de agujeros las calles.

Es un videojuego que habla del autismo sin convertirlo en un elemento principal ni darle demasiada importancia. Randy, el niño con trastorno del espectro autista, es igual de válido y necesario que sus compañeros, la única diferencia es que no se comunica verbalmente y que tiene dificultades para el procesamiento de los estímulos sensoriales.

El director de Relevo, Jon Cortázar, confirma que “Treasure Rangers, no es el juego del autismo o un juego para personas en condición de autismo, sino un juego en el que uno de los personajes presenta este trastorno y se integra perfectamente tanto en la historia como en las mecánicas del juego”.

Imagen tomada de: Medio tiempo

La niña con Asperger más inteligente que Einstein

Adhara Pérez, una niña de tan solo 8 años con Síndrome de Asperger, fue reconocida por la Revista Forbes como una de las 100 mujeres más inteligentes de México, pues tiene un coeficiente intelectual de 162, lo que la pone por encima de reconocidos científicos como Albert Einstein o Stephen Hawking que solo alcanzaban el 160. Su familia recibió el diagnóstico cuando la niña solo tenía 3 años y los niños de su escuela le hacían bullying porque no se relacionaba mucho con ellos, algo que junto con la comunicación, es proveniente del Asperger.

Los profesores le daban quejas constantemente a su mamá, ya que se quedaba dormida y demostraba interés por temas relacionados al espacio exterior, pero en casa la niña demostraba conocimientos por la tabla periódica, álgebra y dibujaba agujeros negros. A sus 5 años terminó la primaria y ahora con 8 ya acabó el bachillerato, por lo que se encuentra estudiando dos carreras, ingeniería industrial e ingeniería de sistemas, sueña con estudiar en la universidad de Arizona y conquistar Marte.